9.4.12

Desde el asiento de atrás, con amor.


 Marcos. Última fila. Tercer asiento. Al lado de la ventana. La observaba cada día. De lunes a viernes. De 8’15 de la mañana hasta las 5’15 de la tarde. Cada segundo, cada minuto, la amaba más. Primero se enamoró al verla en primaria, con sus grandes ojos azules. Era una niña encantadora. Siempre jugando y ayudando a sus compañeros de mesa. Sí, sólo de mesa. No compartía su pegamento ni su estuche más amplio, con alguien cualquiera. Sólo con los de su mesa. Y, por suerte, él estaba ahí, enfrente de ella. Compartiendo lapicera, pegamento e incluso bolis brillantes. Y ahora él estaba ahí, al fondo de todo (como siempre), observando su larga melena morena desde la última fila, el tercer asiento, al lado de la ventana.

 Marta se sentaba en primera fila. Siempre atenta, siempre decidida. Escuchando a cada profesor que se sentaba ahí, en frente suyo, y tomando nota de sus largas charlas aburridas de siempre. No era ni la más popular ni una pringada. Tenía a sus amigas, ni muchas, ni pocas: las necesarias. Tampoco era de ligar con chicos. Es más, nunca había tenido novio. Pero sí que estaba enamorada. Cree que desde que tiene memoria. Siempre lo ha querido. Marcos, se llama. Se acuerda que en primaria se sentaba en frente suyo. Se enamoró de esos ojos verdes. También se acuerda que le dejaba prestado todo: su lapicera, su pegamento e incluso sus bolis brillantes. A nadie se los quería dejar. Sólo a él. Y ahora estaba ahí, en primera fila, girándose cada dos por tres, para ver que seguía ahí, en la última fila, al lado de la ventana. Alguna que otra vez lo pilló mirándola y lo único que le hizo fue sonreír. Pero con ese único gesto, era más que suficiente.

 Se veían por los pasillos, en los cambios de  clase y tan sólo compartían un ‘’hola, buenos días’’. Se veía de lejos que estaban destinados, cada vez que sus ojos se buscaban con ansia pero se encontraban tímidamente. Mejillas sonrosadas y sueños e ilusiones volando por todas partes. Alguna que otra vez ella le había dedicado una sonrisa con alguna que otra intención pero él, tonto y embobado, tan sólo soñaba despierto con esa sonrisa y esos labios. Le hubiera gustado mucho besar esos labios, y a ella, por supuesto, también. Pero ninguno de los dos tuvo el coraje suficiente como para lanzarse. Los dos, completos inútiles, sin hablarse ni dirigirse la mirada, se querían con locura. Pero ninguno de los dos lo sabe. Hasta aquel día. Un día de lluvia cualquiera gracias a un paraguas. Un bonita historia que empezó con muchas ganas y que, seguramente, aún no habrá acabado ni acabará nunca. 


Se querían. Se querían con locura. 
*Laura.

20 comentarios:

  1. me encanta esta*__________* porque seguro que ha pasado muchisimas veces i eso no me gusta nada...el amor hay que compartirlo y echarle dos huevos porque si no nunca llegaras a ser feliz,aunque te hallan dicho que no,seras mas feliz sabiendo que ella es feliz sin ti,o contigo,y que almenos as salido de dudas...

    ResponderEliminar
  2. completamente enamorada de esta entrada<333333333
    http://solohayqueserfeliiz.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Me encanta completamente es una linda historia,y si que me ha pasado.
    Que le gustes a una persona y el te guste pero no tener el coraje suficiente para si quiera hablarle.
    Hermoso Laura un abrazo♥!

    ResponderEliminar
  4. Qué preciosidad, por favor. ¿Y yo no había encontrado tu blog antes? Jo, me alegro de que te encontraras el mío y así poder conocer el tuyo.
    Respondiéndote a lo que me dejaste en mi blog, sí, es un popurrí de Demi, a mí también me encanta, jajaja, y dije, ¿por qué no hacer algo con sus frases? Al final la modificaré y pondré algo más.
    Bueno guapa, gracias por pasarte, siempre que pueda, me tendrás por aquí.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  5. ...Solo una cosita mi niña:haces que me sienta orgulloso de tí, te quiero hija.

    ResponderEliminar
  6. Oinss, es genial enserio, me ha encantado, es una historia preciosa, y lo más importante de todo, engancha desde el principio, nunca la dejaría de leer... seguro que es una historia que más de una y de uno la habrá vivido...
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Lau! Hace mucho que no me pasaba por tu blog y debo decirte que el diseño y todo el blog en si esta hermoso♥

    ResponderEliminar
  8. Hay lauraaa, me dejaste sin palabras. Te juro que me encanto, yo tambien encontre al chico que me gusta mirandome un par de veces, es un hermoso sentimiento el que se siente en ese momento!: Un besito enorme

    ResponderEliminar
  9. Que bonita historia de amor, bendito sea aquel paragüas :)

    ResponderEliminar
  10. Que hermoso que escribís Laura!
    Amé el texto! Sos genial. Fue tan lindo, tan tierno..
    Seguí así, voy a estar pasando seguido :) Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Me encantan tus textos *___* este es precioso...y el de la playa también es hermoso ^^
    Me encantaría que te pasases por mi blog :$ Un beso!

    ResponderEliminar
  12. que amor! yo tuve un amor de primaria, me pasaba tal cual. Pero se cambió de colegio y no nos volvimos a ver más, una lástima

    ResponderEliminar
  13. wow me encanta tu blog es una monada te sigo. Que hermoso escribis.

    ResponderEliminar
  14. Me pasaba lo mismo hace un año, yo creo que me describe perfecto! Me dejaste sin palabras... es sinceramente hermoso♥
    besote geniaaaa, se te quiereee ♥

    ResponderEliminar
  15. Que preciosidad :3 Per cert, sí que m'agradà Barcelona, és genial jajajaja espere tornar "prompte" :D
    Em tens intrigà jajaja tu ets catalanaparlant?
    Molts besets <3

    ResponderEliminar
  16. Jajaja clar que tinc un dialecte diferent, jo sóc de València jajajaja
    La veritat és que m'encanta sentir parlar català i tens raó fa la veu més dolça jajajaa
    Molts besets <3

    ResponderEliminar
  17. Ese momento en el que se cruzan las miradas, y cada uno sabe lo que siente el otro, es hermoso.

    ResponderEliminar
  18. Que hermoso texto, me encantó ♥
    Gracias a ese paraguas comenzó una historia interminable, comenzó una nueva vida junto a él.
    Pero deberíais de haber tenido valor suficiente como para entablar una conversación, porque si el día hubiese estado soleado seguiría igual ...
    Bueno, lo importante es que todo se ha solucionado.
    Gracias por seguirme. Me encantó tu comentario, en serio ♥
    Besos, y te sigo porque me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  19. Hermosa entrada :)
    Gracias por tu visita en la mi entrada anterior
    un besito enorme dulce <3

    ResponderEliminar
  20. No sé cómo he llegado aquí, pero me alegro de haber descubierto tu blog! voy a seguir cotilleando, pero antes de despedirme quería invitarte a mi baúl por si te apetece compartir algún sueño, y por qué no, quedarte. Te espero!
    Hasta pronto =)

    ResponderEliminar

¿Te cuento un secreto? Cada vez que aparece tu figura por aquí, la palabra felicidad se adueña de mi cara.
Yo ya te he contado mi secreto; ahora cuentame tú el tuyo. ¡shh!♥