19.5.12

Olivia, la escribe cartas.


 Una foto gastada por el tiempo y un par de lágrimas saladas era todo lo que veían sus ojos. Estuvo evitando ese momento todo lo posible pero le era imposible alejarse más del recuerdo. Dos años pasaban ya desde la primera vez que su corazón tuvo que pasar por urgencias y mucho más de dos desde que se enamoró por primera vez. Olivia, la escribe cartas, miró su reloj, aquel en el que un día marcó la hora perfecta. Acababa de pasar el ecuador. Ya eran más de 730 días extrañándolo, opacada casi cada día por su sonrisa y con un nudo en la garganta que cada día crecía más y más.
 Se secó la tímida lágrima mezclada con un poco de rímel y respiró hondo. Abrió el paquete y su naufragio fue peor que el Titanic. Más fotos de ellos dos, más cartas, más besos escondidos, más sonrisas, más emociones de todo tipo, más días, más de todo; pero sólo de ellos dos. Respiró hondo una, dos, tres, más de cuatro veces para intentar serenarse. Pero no, le era imposible. Sorbió un largo trago de café y volvió a la carga.
 Dejó que sus ojos lloraran todo lo que tuvieran que llorar en cuanto sus manos ansiaron volver a tenerlo mientras  husmeaba sus días más felices. Todavía sentía su cálida boca en su oreja susurrándole que la quería y sus grandes manos que la hacían sentirse pequeñita. Olivia miró con atención su rostro dos años más joven. Se veía feliz, con ‘’dosis de felicidad aumentada’’ como lo llamaba ella. En algunas de las fotos se le dibujaban pequeñas lágrimas entorno a los ojos; era por él porque la hacía reír hasta llorar. Ahora se miraba al espejo que tenía enfrente de su cama. Ni mucho menos era la misma de antes. Tenía sus días más o menos felices, pero no había vuelto a ser querida desde entonces. Y, ni mucho menos, a amar de esa forma tan extrañamente loca.
 ¿Dónde quedaron esas cartas de amor que siempre se quedaban por el camino? ¿Por qué no volvían? ¿Por qué no tenían otro remitente, otras palabras? ¿Por qué? Esas cartas que un día la hicieron sonreír ahora sólo la hacían llorar de la rabia por contener tantas mentiras. ¿Por qué no la protegió como decía en todas las cartas? ¿Por qué no duró para siempre como los dos decían? Siguió mirando las fotos y se preguntó si algún día volvería a querer a alguien como lo quiso a él, si alguien la querría, si alguien la haría feliz. Suponía que la respuesta era un sí pero no las tuvo todas consigo. Era duro pasar cada día esperando encontrar a algún rostro nuevo en cualquier banco, cualquier calle, cualquier supermercado y no ver más que caras conocidas y gastadas por el tiempo.
 ¿Y si no podía volver a querer? ¿Y si se quedaba estancada, como cuando no sabes que jugada será la próxima de tu rival en ajedrez? No, no y no. Se negaba en voz alta. Tenía que volver a amar, es imposible estar enamorada de la misma persona durante toda la vida sin ser correspondido. Pero ya eran dos años y la magia del amor no miraba hacia ella. A lo mejor todo era una mentira y el amor sólo era un juego más, uno dónde había un ganador y un perdedor, nada más.
 Un mensaje alteró a Olivia hasta querer arrancarse los pelos. Era él. Otro naufragio muchísimo más grande que el Titanic de antes acudió a sus ojos. ‘’¿Me pasas los deberes?’’ Como una bombilla rota que se acaba de encender, lo entendió todo. ‘’No, nunca más’’ le respondió. Con aún el rímel esparcido por toda la cara y el moño medio caído, salió a la calle.
 Olivia, la escribe cartas, había vuelto al firmamento pisando fuerte. Tan fuerte que se llevó por delante a algunos corazones; unos perdedores, otros ganadores.

(Desaparecer del blog o ir entrando de poco en poco. Lo siento.)
*Laura.

11 comentarios:

  1. Oinss ¿Sabes que echaba de menos leer uno de tus textos verdad? Que es genial Laura, como te digo siempre, que tienes un don para escribir y que leerte es el mayor placer que la vida me ha podido dar; ya sabes espero leer en un futuro un libro cuya autora seas tu, porque te puedo asegurar que no me defraudaría para nada la lectura.
    Bueno, bueno, respecto a este fabuloso texto, la verdad que me siento identificada en cierto modo, yo que tras un palo que la vida me dio parece ser que ya el amor no existe para mi, que ya se a acabado, que tan solo es un juego y salí perdedora, que ya estoy harta de ver siempre las mismas caras... jiji Vamos que es una historia muy real.
    PD: adoro haber tenido el placer de conocerte un poco más y de poder hablar contigo, porque eres aun mejor de lo que imaginaba, la persona que hay detrás de estos textos es aun mejor que los propios textos.
    Un besazo cielo

    ResponderEliminar
  2. Casi se me caen lagrimas pues al lado de mi computador llevo una caja llena de papeles de carta.. que triste es alejarse de un amor y pensar si seria posible volver a amar, pensar en todos esos buenos momentos que se plasmaron uno a uno en el rostro, en las fotos y mas aun en el corazon! el texto es precioso al igual que tu blog cariño! en el se ve la buena vibra! me encanta.. desde ya te sigo! :)

    ResponderEliminar
  3. hermoso blog, me encantó como escribes, las imágenes y el diseño. Te sigo y te invito a pasarte por mi blog: www.moorablog.blogspot.com Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Ni se te ocurra desaparecer tu eres la única que escribe cosas con las cuales yo me siento tan identificada, me haces sentir muy bien así que por favor no te vayas no quiero dejar de leer estos textos tan buenos.
    sigues así siempre linda.

    ResponderEliminar
  5. Por supuesto que no te doy permiso de desaparecer Laura.
    Hablando enserio, tú eres la unica con la que verdaderamente me identificio, que no importa si el texto es enorme o es pequeño siempre lo leo desde el principio hasta el final.
    Se que a veces es imposible por colegio, tareas, vida social, problemas, etc.
    Pero se que podrás encontrarle un pequeño espacio de tu agenda para el blog.
    Sobre esta entrada, yo siempre he creído que para todos hay una segunda oportunidad para volver amar.
    No significa que después de tu primer amor al día siguiente lo vas a olvidar y encontrarás a alguien que lo remplace.
    Pero siempre esa magia volverá a ti, como puede ser pasado mañana como en 20 años.
    En el amor siempre hay ganadores y perdedores, pero siempre habrá alguien para ti.
    Si una persona no te valora déjala ir algún día llegará otra.
    Que hermosa entrada de verdad Laura, muchos besos y sabes que puedes contar conmigo para lo que sea!

    ResponderEliminar
  6. me encantó! además, el diseño del blog está hermoso. Un beso divina♥

    ResponderEliminar
  7. Dios mío. Si te digo la verdad, no sé que comentarte. Cualquier adjetivo que busco, no es suficiente para equiparar a lo que he sentido mientras leía esta entrada. Sobretodo la parte final. Cuando he leído lo de "¿me pasas los deberes?", de verdad, aunque suene tonto, me ha recorrido un escalofrío. Me he sentido tan identificada que da hasta miedo. Me ha encantado, como puedes comprobar. Espero poder pasarme más a menudo y no perderme ni una sola entrada. Un besazo reina!

    ResponderEliminar
  8. Este texto es perfecto, dejame decirte que si es tuyo, tenes que dedicarte a esto, sos muy buena. Me siento identificada con algunas partes de este texto, es real y muy profundo. Me encanta tu blog linda, seguí así.

    ResponderEliminar
  9. Cada uno de estos comentarios tiene razón, un texto perfecto como solo tú puedes escribirlo.
    Es re tierna, tienes que seguir escribiendo.
    Muchos, muchos besos!

    ResponderEliminar
  10. Cuanto me alegra que estés acá de nuevo Lau! Todo en este texto es perfecto. Cuando tenga mucha mas tiempo , voy a dedicar mi tiempo a leer todas esas entradas que me perdí. Besote genia, se te quiere:)

    ResponderEliminar
  11. Tienes el blog abandonado eh! ierjfkxcnzifujñkcladesZ
    Att: Laura.R

    ResponderEliminar

¿Te cuento un secreto? Cada vez que aparece tu figura por aquí, la palabra felicidad se adueña de mi cara.
Yo ya te he contado mi secreto; ahora cuentame tú el tuyo. ¡shh!♥