20.2.12

Coleccionista de sonrisas.


¿Te quieres unir al club? Es muy fácil. Consiste en hacer reír o sonreír a alguien y quedarte mirándole el tiempo que creas necesario como para que la magia de su sonrisa, te invade. Pero tiene que ser de una manera natural, no forzada. Tan sólo siente la magia, la chispa de una simple curva, que puede cambiar la vida de muchos. Deja que su energía te transporte a un nuevo lugar, un lugar para soñar. Y deja que su gran felicidad se adueñe de tu cara convirtiéndola en una sonrisa, también. Para coleccionarla sólo tienes que sentir la felicidad del otro traducida a ese brillo en los ojos y su sonrisa. Y grabártela bien en la memoria. Pero si primero no hay magia, luego no hay sonrisa coleccionada. Sí, sé que hay sonrisas que no vale la pena guardar. Si no sientes su felicidad no hace falta ni que sigas mirando. No hay más. En cambio, otras te marcan. Y hay veces que demasiado. Pero, la verdad, vale la pena recordarlas. ¿Qué cual es el objetivo de coleccionar sonrisas? Muy fácil. Al final del día ser feliz recordando las pequeñas sonrisas que te han hecho sentir una magia especial. Está claro que algunas las podrás borrar. Si crees que no te han aportado nada nuevo o no son importantes, olvídalas. Eso sí. Si hay alguna sonrisa que te creó esa magia pero a día de hoy ya no sientes nada, guárdala. Si en su día te hizo feliz, significa que fue importante, y si fue importante merece la pena guardarla. Ser coleccionista de sonrisas es bueno, puede resultar un tanto raro, pero es parte de la felicidad día a día. Una sonrisa puede expresar tanto y nada a la vez… Tan sólo hay que aprender a ver cuáles son las verdaderas, las que se sienten de verdad, y las falsas. Si sabes diferenciarlas bien y consigues que 7 sonrisas diferentes de personas diferentes te marquen, serás una coleccionista de sonrisas profesional. Yo, aún, estoy en camino. Sé de sobras cuáles son las verdaderas y las que no, y, de momento son 2 las sonrisas que me han marcado bien. Tengo una larga vida por delante y muchas (muchísimas) las sonrisas que debo coleccionar.  

Yo sonrío, ¿tú no?
*Laura.

8 comentarios:

  1. Un texto genial Laura! Creo que todos deberíamos ser coleccionistas de sonrisas, conseguir hacer feliz a alguien y verlo recompensado con una amplia sonrisa. Pero también debemos coleccionar nuestras propias sonrisas, sonreír a cada momento y demostrar al mundo tu felicidad, no habrá sonrisas más verdaderas que las de uno mismo.
    Llevaba mucho tiempo sin pasarme por aquí :S lo siento ando un poco despistada, pero esos cambios que le has hecho al blog me encantan! Y los textos que decir, como siempre.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Wooooooooooooooow! que preciosura de texto ! Quiero ser una coleccionista de sonrisas y devolverlas! Hay que disfrutar de las cosas simples, y tendremos mas sonrisas! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Genial!! Me gusta mucho tuu blog! Y que sepas que me apunto a tu gclub jaja! Un besazo muyy grande guapaa^^

    ResponderEliminar
  4. COSAS QUE HACER EN LA VIDA:
    1_ SER FELIZ.
    2_ AYUDAR A OTROS A QUE SEAN FELIZ.

    ME ENCANTO, ES UNA MARAVILLA EL TEXTO LAS SONRISAS SON EL OXIGENO DEL ALMA! UN GUSTO LEERTE. UN ABRAZO Y GRACIAS POR TU COEMTARIO!

    ResponderEliminar
  5. Que genial Lau, sin duda uno de los mejores textos ♥ Una de las cosas mas importantes tambien que ser feliz nosotros mismos, ayudar a los demás a ser felices que simplemente se puede hacer con una sonrisa. 'Con una sonirsa, mirá que fácil es', me hizo acordar al titulo de mi blog jaja.

    Gracias por dejar esas hermosas palabras en mi blog linda, tambien te quiero♥

    ResponderEliminar
  6. Jo mencanta Laura ja u saps sempre colecciono somrriures vols coleccionr amb mi? testimu molt ets la meva idola jajaja Es una de les meves aficions crec yo coleccionar-les i també fer a la gent coleccionarles segueixme;$

    T'estimu mols de veritat

    ResponderEliminar
  7. Siempre me han dicho, que en todo momento tengo una sonrisa hasta cuando le estoy gritando a alguien enojada. Me han dicho que alegro sus días... que le doy fuerza sólo con verme sonreir. Para mí el sonreír sale inesperadamente... es mi forma de reflejarme por como soy por dentro.
    Me gustó tu texto.
    Hermoso blog!

    ResponderEliminar

¿Te cuento un secreto? Cada vez que aparece tu figura por aquí, la palabra felicidad se adueña de mi cara.
Yo ya te he contado mi secreto; ahora cuentame tú el tuyo. ¡shh!♥