13.7.13

Eres mi salvavidas.

Y, por primera vez, dije lo que jamás me hubiera imaginado que diría:

-Son como este océano que se extiende ante nosotros, ¿ves? Algunas veces están calmados, de este azul tan clarito, de este azul en el cual te puedes bañar tranquilamente y puedes ver lo que hay detrás: puedes ver el interior del océano y descubrir los pequeños tesoros que éste contiene. Algunas veces hay turbulencias, no hay transparencia, no puedes pasar, las olas no saben adónde van: están perdidas. Pero llega el día y la mar se calma, la mar sonríe. Hay veces en que las olas rompen contra las rocas y sienten impotencia, rabia, miedo. Pero nunca llegan a la inmensa playa, esta playa cálida en la que me recuesto y me siento seguro, me siento como en casa. Esta playa que está llena de pequeños granos de arena, esta playa que se sonroja al sonreír. Pero mi mirada se sigue quedando cautivada por este azul infinito que se mezcla con otro infinito: el cielo. Juntos forman un horizonte en el cual puedo pasarme horas y horas sumergido. No importa hacia dónde mire, siempre hay un espectáculo: azul y azul, azul y blanco rosado, azul y azul oscuro, azul y rojo pasión… Siempre tienes un espectáculo preparado para mí. Muchas de las veces que esta playa se sonroja hay un brillo en medio de este maravilloso paisaje marino: es (eres) mi faro. Brilla, centellea, es feliz. Brilla como si pequeñas estrellas hubieran caído sobre la mar, centellea como si éstas se movieran, es feliz como nunca. No me importaría en absoluto no ver más océanos como éste; es más, jamás querría separarme de estas aguas. Pero, si alguna vez la marea me arrastra lejos, muy, muy lejos, no quiero ver marea alta, no quiero ver como este mar azul se desvanece porque, siempre, por muy pequeño que sea, estará ese faro que me guiará hacia el azul correcto, el azul que adoro contemplar. –después de una larga pausa miré sus ojos, miré su océano y le dije –Sarah, tus ojos son como este océano que se extiende ante nosotros, tus ojos son mi salvavidas.

Y, por primera vez, besé los labios que jamás me hubiera imaginado besar.

-Mi océano te mira así porque te has sumergido en él sin miedo a ser hundido, sin miedo a que nadie te salve.

-Lo cierto es que, bañarme en él ha sido mi salvación.


Salvavidas, salvavidas, llévame a algún lugar donde el mundo no nos encuentre, un lugar donde el azul sea el protagonista, un lugar para poder amarte como te mereces.

Sorry, sorry y más sorry. Mi desaparición se debe a... ¡el verano! Somos jóvenes y libres, debemos aprovechar. Sol, sonrisas de felicidad a mi alrededor, playa, desconocidos que siguen sin dejarse conocer y...¡625km derrumbados! Por fin pude pasar una tarde maravillosa gracias a esta maravilla de persona (Little dreamer). He aquí nuestro primer abrazo. Recuerda: 'la distancia separa cuerpos, no corazones.' Cuando esta fiebre veraniega se pase juro que no me despegaré de blogger.

*Laura.

11 comentarios:

  1. Me encanto esta entrada veraniega :3
    Que padre que se conocieron en persona, eso esta genial. Espero y se la pasen bonito... ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Diios! Que maravillosa entrada, me impresiona tú descripcion. Viva el verano :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hermosa entrada, de verdad. Me enamoré (una vez más) de lo que escribiste. Me dejas sin palabras, la forma en que describes ese gran océano. No sé, es maravillosa la entrada.

    Me alegro de que lograsen superar esos km, eso esta muy bien! Que pases un buen Verano!A disfrutarlo!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Que bonita la entrada!!:)

    besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Lau, espero que ande todo bien por allí! Aquí es invierno y dejame decirte que te envidio muchísimo ja ja ja.
    Remodelé un poco el blog creando así uno para poder volcar las historias que escribo, a las que tambien puedo llamar novelas.
    Así que te invito a pasarte<3.
    Se te extrañaba.
    Muchos besitos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Lau, sublime. Es mas me parece increible que siendo tan joven lo hagas tan bien. Por favor, nunca dejes de escribir porque si sigues asi llegaras lejos.

    Saludos desde felicidadenlavida;
    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  7. Primero de todo, te agradezco inmensamente que te pasaras por mi blog. Y en segundo lugar, decirte que tu entrada es simplemente sublime. Sin más. Que forma más preciosa de describir unos ojos, Laura. ¡Escribes muy bien! Por favor, continúa haciéndolo.

    ¡Hasta pronto! Suerte y ánimo.

    ResponderEliminar
  8. Hola me encanta tu blog, y me gustaria que te pasases por el mio es nuevo, un beso. http://ldelectora.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
  10. Holaaa! Me encanta tu blog :) cuantos años tienes, yo 16 y soy de zaragoza, y acabo de empezar un blog! me parece que escribes de forma increíble, sigue haciéndolo. Te sigo de cerca :)
    www.meriboplace.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Yo también tuve hace no mucho alguien a quien considerar mi faro... Pero por alguna razón, últimamente su luz guía parpadea demasiado a menudo. Espero que no se esté quedando sin pilas.
    Ojalá los ojos de Sarah nunca dejen de brillar para él.

    ResponderEliminar

¿Te cuento un secreto? Cada vez que aparece tu figura por aquí, la palabra felicidad se adueña de mi cara.
Yo ya te he contado mi secreto; ahora cuentame tú el tuyo. ¡shh!♥